Trastornos de la Pubertad

A lo largo de la historia, la pubertad  se ha considerado como un momento de celebración. Los cambios que la acompañan anuncian la transición entre la infancia y la edad adulta, y la aparición de la fecundidad. La pubertad es el proceso de maduración cognitiva, psicosocial y biológica. Mientras que el crecimiento y el desarrollo de las características sexuales secundarias son las manifestaciones más visibles de la aparición de la pubertad, los cambios en la composición del cuerpo y el desarrollo cognitivo no son menos importantes. La pubertad puede ser una transición difícil para muchos adolescentes, incluso aunque transcurra normalmente, y presenta conflictos mucho mayores cuando aparece antes o después de lo previsto. Las tendencias recientes hacia una maduración puberal más temprana y algunas de sus consecuencias, fundamentalmente el despertar sexual precoz y el problema de los embarazos de adolescentes, hacen que sea todavía más importante comprender los cambios que pueden ocurrir en esta etapa. La consulta de endocrinología ginecologica se centra en primer lugar, en el entendimiento por parte de la paciente y sus padres sobre el conocimiento pleno de todos los cambios que pueden ocurrir en esta etapa, para una vez se comprenda esta parte poder diagnosticar y tratar cada una de las anomalías del crecimiento y el desarrollo puberal.

Amenorrea primaria y secundaria

La edad prevista para la menarquia varía con diferencias individuales en cuanto a la edad de aparición de la pubertad. En general, la primera menstruación debe aparecer a los 2 o 3 años después del inicio del desarrollo puberal. En la mayoría de las niñas jóvenes (aproximadamente, el 80%), el primer signo de la pubertad es una aceleración del crecimiento, seguido por el desarrollo incipiente de las mamas (telarquia) y la aparición de vello púbico (adrenarquia). En las restantes (un 20%), la adrenarquia aparece poco antes de la telarquia, pero los dos acontecimientos están íntimamente ligados. En consecuencia, la menarquia puede aparecer a una edad tan temprana como los 10 años (cuando la pubertad comienza a los 8 años), y en muy pocas ocasiones aparece después de los 16 años (cuando la pubertad comienza a los 13 años). La edad media de aparición de la telarquia, la adrenarquia y la menarquia es de 6 a 12 meses antes en la población afroamericana que en la blanca. Una vez establecidos los ciclos menstruales normales, éstos deben producirse a intervalos regulares que oscilan entre 25 y 35 días.   Por lo tanto, en las pacientes que cumplan con alguno de los siguientes criterios debe evaluarse la presencia de Amenorrea:
  • Ausencia de menstruación a los 14 años, y de crecimiento o desarrollo de características sexuales secundarias.
  • Ausencia de menstruación a los 16 años, independientemente de la presencia de un crecimiento normal y del desarrollo de características sexuales secundarias.
Se denomina amenorrea secundaria, en aquellos casos que la mujer  ya ha menstruado con anterioridad, y presenta ausencia de menstruación durante un intervalo de tiempo equivalente a por lo menos tres de los ciclos anteriores, o 6 meses.
Por último, siempre debe considerarse la posibilidad de embarazo dentro del análisis inicial, el enfoque diagnostico y terapéutico requiere una evalucion ginecológica completa sumado a paraclínicos complementarios, que permitan dar un manejo a tiempo y evitar efectos en algunos casos irreversible como la talla baja en la pubertad precoz, que pueden evitarse con una conducta adecuada desde el comienzo de las manifestaciones.

Sangrado Uterino Anormal

El sangrado uterino anormal es una de los motivos mas frecuentes de consulta en ginecologia. Este sangrado puede ocurrir a cualquier edad y debido a diferentes causas. El primer paso para el  tratamiento consiste en determinar la causa.

Definición

El período menstrual normal generalmente dura un máximo de 8 días. La duración normal del ciclo men- strual (el número de días entre el primer día de un período y el primer día del siguiente período) por lo general es entre 24 días y 38 días. Sangrar en cualquiera de las siguientes situaciones se podría considerar anormal:

  • Sangre o manchas de sangre que ocurren entre los períodos o después de tener relaciones sexuales
  • Sangrado intenso durante el período menstrual
  • Sangrado que empapa uno o más tampones o toallas sanitarias cada hora
  • Sangrado que dura más de 8 días
  • Ciclos menstruales que duran más de 38 días o menos de 24 días.

 

  • Períodos “irregulares” en los que la duración del ciclo varía por más de 7–9 días
  • No tener un período menstrual durante 3–6 meses
  • Sangrado después de la menopausia

Causas

  • Problemas con la ovulación, como con el síndrome de ovario poliquístico e hipotiroidismo.
  • Miomas y pólipos: Los fibromas son tumores no cancerosos que se forman del tejido muscular del útero. Los pólipos son otro tipo de tumor no cance- roso. Estos se encuentran dentro del útero o en el cuello uterino. Ambos pueden provocar sangrado menstrual irregular o intenso.
  • Adenomiosis: En este problema médico, el endo- metrio se desarrolla en la pared del útero. Los signos y síntomas pueden consistir en sangrado menstrual intenso y dolor menstrual que empeoran con la edad.
  • Trastornos de la coagulación: Cuando la sangre de una mujer no se coagula adecuadamente, puede ocurrir sangrado intenso.
  • Medicamentos: Los métodos anticonceptivos hormonales pueden alterar el sangrado, como producir sangrado intermenstrual (sangrado que ocurre fuera de los días del período menstrual). Algunos medicamentos, como los anticoagulantes y la aspirina, pueden producir sangrado menstrual intenso. El dispositivo intrauterino (DIU) de cobre puede provocar sangrados menstruales más intensos, especialmente durante el primer año de uso.
  • Cáncer: La presencia de sangrado menstrual anormal puede ser un signo de cáncer endometrial en sus primeras etapas.
  • Otras causas: Otras causas de sangrado uterino anormal incluyen aquellas relacionadas con un embarazo, como son el embarazo ectópico y el aborto natural. La enfermedad inflamatoria pélvica podría también causar sangrado uterino anormal. A menudo, se produce debido a más de una causa.

Por todo lo anterior, una vez la paciente  sospeche de la presencia de un sangrado uterino anormal, debe consultar a su ginecólogo para iniciar el estudio y definir el tratamiento especifico de la causa del sangrado.

Síndrome de ovarios poliquisticos

El Síndrome de ovarios poliquisticos, también se conoce como ovario androgénico o anovulación crónica hiperandrogénica, es un trastorno endocrino-metabólico de presentación clínica heterogénea. Es el trastorno endocrino más frecuente de la mujer en edad reproductiva con una prevalencia global cercana al 18% y esta presente en el 80% de los pacientes con sangrado menstrual anormal.
Síndrome de ovarios poliquisticos
Nota: Sintomas del SOP: Imagen no original, se debe diseñar.

Disfunción ovulatoria y menstrual

Disfunción ovulatoria y menstrual
Las reglas cíclicas normales son provocadas por la función ovulatoria normal. Los intervalos normales entre menstruaciones oscilan entre 24 y 38 días, y las reglas que se producen con más o menos frecuencia son una indicación de la disfunción ovulatoria.   Hiperandrogenismo clínico Los signos clínicos del hiperandrogenismo incluyen hirsutismo, acné y alopecia androgénica, todos relacionados con el efecto de los andrógenos en las unidades pilosebáceas.
Nota: Acne (a) y Acantosis nigricans del SOP (B) El hirsutismo es el crecimiento de vello terminal en la cara o el cuerpo con un patrón masculino.
Nota: Exceso de vello corporal en el SOP: Imagen no original, se debe diseñar.
Desde su descripción inicial, el Sindrome de ovarios poliquisticos ha despertado exponencialmente el interes, y ha pasado de ser una enfermedad ginecológica a una endocrinopatía multisistémica que involucra otras especialidades como endocrinología, dermatología y pediatría. De igual forma su importancia aumenta, teniendo en cuenta que es un factor de riesgo a largo plazo para presentar infertilidad, síndrome metabolico, diabetes mellitus tipo 2, enfermedad cardiovascular y carcinoma de endometrio.
Se le considera un síndrome y no una enfermedad en sí, es decir, un conjunto de signos y síntomas con múltiples etiologías potenciales y con presentaciones clínicas variables. La evaluación cuidadosa hace que el impacto sobre la fertilidad y el riesgo de problemas de salud a largo plazo se puedan tratar a tiempo.

Planificación familiar.

La planificación familiar permite a las personas tener el número de hijos que desean y determinar el intervalo entre embarazos. Se logra mediante la aplicación de métodos anticonceptivos y el tratamiento quirúrgico definitivo de la esterilidad. Básicamente al establecer un control de la reproducción, se mejora los estándares de calidad de vida de las pacientes, al permitir el pleno desarrollo profesional o de sus proyectos de vida. En la consulta de planificación familiar se discutirá los diferentes métodos de planificación, efectividad y efectos colaterales de los mismos, lo cual facilitara  la elección del mejor método de acuerdo a las condiciones y necesidades de cada paciente en particular. Ademas en la consulta de planificación familiar se incluye, la educación sexual al igual que​ la prevención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual. A continacion se describen los diferentes métodos de planificación familiar.

¿Cuáles son los métodos anticonceptivos?

  • Condón masculino de látex con doble propósito de anticoncepción y prevención ITS.
  • Pildoras anticonceptivas
  • Pildoras anticonceptivas en la lactancia
  • Inyectable mensual y trimestral (mujeres)
  • Píldoras de de anticoncepción de emergencia (Levonorgestrel de 75 miligramos)
  • Sistema intrauterino liberador de levonorgestrel (SIU-LNG)
  • Implante subdérmico de Levonorgestrel de 75 miligramos (mujeres).
  • Dispositivo intrauterino TCU 380ª (mujeres)
  • Anticoncepción definitiva para mayores de 18 años: tubectomía (mujeres) y vasectomía (hombres).

Síndrome Climatérico y Menopausia

La menopausia es un evento natural, inevitable en la vida de la mujer, que lleva al cese de la función reproductora. Debido a diferentes factores como la disminución de la mortalidad materna y de las enfermedades infecciosas, la esperanza de vida se ha prolongado y actualmente es de más de 70 años. Esto ha provocado un aumento del número de mujeres que llegan a la menopausia y de los años que viven como postmenopáusicas ya que, si tomamos en consideración que la edad en que se produce la menopausia es alrededor de los 50 años, tenemos que aprox. un tercio de su vidas estarán en esta etapa.

La experiencia de la menopausia es diferente para cada mujer y entre mujeres de diferentes culturas o procedencias. La menopausia no es el final de la vida, sino el comienzo de una etapa; por otra parte, se plantea que el climaterio no es el cese de la existencia, sino la etapa que deja abierta las puertas al disfrute de una nueva forma que debe cursar con menos tensión, con menos carga.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la Menopausia natural como: “cese permanente de la menstruación, determinado de manera retrospectiva, después de 12 meses consecutivos de amenorrea, sin causas patológicas”. La postmenopausia es el periodo que sigue a la menopausia.

 

Climaterio

Proviene del griego climater, que significa peldaños o escalones, lo que hace referencia a un periodo de transición desde la etapa reproductiva hasta la no reproductiva y se manifiesta 1 año antes aproximadamente, cuando inician cambios hormonales y síntomas, hasta 1 años después de la menopausia.

En términos médicos, la menopausia se produce porque los ovarios dejan de producir hormonas femeninas estrógenos y progesterona, que son sumamente importantes en la vida de la mujer y que poseen receptores en distintas partes del cuerpo; así, cuando dejan de estar presentes, se produce diferentes efectos en multiples órganos y si no se da un manejo apropiado se puede elevar los riesgos de mortalidad en la mujer.

 

¿Cuáles son los sintomas de alarma en la Menopausia?

Los principales síntomas y signos al comienzo son:

  • Ciclos irregulares
  • Oleadas y sudoración nocturna
  • Alteraciones en el estado de ánimo y disminución en el interés sexual

 

Seguidamente ocurre:

  • Resequedad vaginal
  • Incontinencia urinaria
  • Infecciones urinarias frecuentes
  • Envejecimiento de la piel

 

Complicaciones a largo plazo: 

  • Osteoporosis
  • Enfermedades cardiovasculares